Pesaje de un camion cisterna en una báscula bajo la supervisión de la Guardia Civil.

El objetivo de estos controles es combatir la competencia desleal en el sector del transporte de mercancías por carretera.

La Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de Badajoz ha denunciado por exceso de peso a 11 de los 17 vehículos inspeccionados en un control de pesaje el 24 de octubre, en el marco del Plan Nacional de Inspección del Transporte por Carretera.

Algunos de los vehículos han sido denunciados por un exceso superior hasta en un 41% al de su Masa Máxima Autorizada, por lo que se ha procedido a su inmovilización hasta que se ha completado el transbordo de la mercancía.

El control, que se ha desarrollado en el kilómetro 391 de la carretera N-V, donde se encuentra una de las dos básculas fijas de la Junta de Extremadura en la provincia de Badajoz, forma parte de un dispositivo especial para combatir la competencia desleal en el sector del transporte de mercancías por carretera.

Asimismo, se pretende garantizar el control de las condiciones de éste tipo de vehículos en las carreteras, para reducir los índices de siniestralidad y las consecuencias derivadas de los accidentes de tráfico. Las infracciones más graves llevan aparejada una multa de hasta 4.000 euros y la posibilidad para la empresa infractora de la pérdida de capacidad para operar en el mercado.