manipulacion-del-tacografo

En el momento de ser interceptados, los tres vehículos circulaban con los sistemas de manipulación activados.

La Guardia Civil de Tráfico ha detectado en diciembre de 2016 la manipulación de los tacógrafos de tres camiones con el objetivo de que los aparatos registraran que se estaba realizando el descanso obligatorio o falta de actividad, cuando en realidad se encontraban circulando.

Se trata de dos vehículos articulados y una tractora, cuyos conductores o empresas proceden de Cantabria, y que en el momento de ser interceptados circulaban con los sistemas de manipulación activados, dos de ellos transportando carga.

En el caso de los vehículos articulados, que circulaban por la A-67, los agentes procedieron a verificar los aparatos de control, y ante las sospechas de un funcionamiento anormal de los mismos, practicaron una inspección más minuciosa, detectando que se había colocado un imán sobre una determinada parte del vehículo.

Esto creaba un campo magnético que anulaba el captador de impulsos del tacógrafo digital, registrando de esta forma la actividad de descanso del conductor mientras estaba circulando.

Por lo que respecta a la cabeza tractora, que fue inspeccionada en la carretera autonómica CA-141, se detectó una instalación eléctrica adicional que al entrar en funcionamiento anulaba por completo los registros del tacógrafo analógico, tanto en lo que respecta a distancia recorrida o velocidad, como a los tiempos de conducción.

Los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de Cantabria han dirigido sus denuncias a la Jefatura Provincial de Tráfico y a la Dirección General de Transportes y Comunicaciones de Cantabria, competentes para imponer a estos conductores o empresas sanciones que pueden superar los 4.500 euros y la retirada de seis puntos del permiso de conducción.