contaminación marítima

La Cámara Internacional de Naviera (ICS) ha solicitado al Consejo gestor del Memorando de Entendimiento de París, en el que se regula cómo será el Control de los buques por el Estado rector del puerto (CERP) en cuanto a las restricciones del 0,1% de azufre en las Áreas de Control de Emisiones (ECAs), que se asegure un enfoque armonizado con respecto a las inspecciones que se llevarán a cabo sobre esta cuestión.

El CERP es el mecanismo por el que los puertos inspeccionan todos aquellos buques cuyo fin sea comercial, como son las embarcaciones de pasajeros y de mercancías. Se aplica a todo buque que haga escala en un puerto o fondeadero de un Estado miembro de la Unión Europea.

En un escrito dirigido al dicho Consejo, la ICS ha subrayado el compromiso de la industria del transporte marítimo con el cumplimiento de los requisitos recogidos en el Anexo VI del Convenio MARPOL, de la OMI, específicamente, con las restricciones de azufre en las ECAs desde enero de 2015.

Sin embargo, ha mostrado su preocupación por la información recibida de sus socios en la que se sugiere que algunos gobiernos podrían no estar todavía preparados para inspeccionar estos requisitos, por lo se podría producir una distorsión «grave» en el mercado, al no aplicarse la nueva normativa de manera uniforme.

Según ha indicado la Cámara, la industria naviera está invirtiendo «miles de millones de dólares» a fin de garantizar el cumplimiento de este «importante cambio normativo», con unos «enormes costes», que podrían tener un «profundo impacto en la futura estructura de toda la industria del transporte marítimo». Por lo tanto, se ha considerado «vital» que los gobiernos aclaren cómo serán las inspecciones del CERP.

En tan sólo seis meses, entrará en vigor la nueva restricción al azufre en el combustible en los Estados miembro del MoU de París, por lo que la ICS cree necesario una coordinación entre los países, como por ejemplo, Estados Unidos y la Comunidad Europea, y que se «aclaren» todos los detalles de las inspecciones del CERP en las ECAs «tan pronto como sea posible», ya que, para mantener una competencia justa, será importante aplicar las restricciones de manera coherente y armonizada en todas las regiones, según la asociación.

Además, en el escrito, la ICS ha planteado una serie de cuestiones en relación a la la inspección del CERP sobre las que la asociación estima que deberían solucionarse antes de la entrada en vigor del Convenio MARPOL. En primer lugar, solicita que se aclare cuál será el principal método de inspección, si consistirá únicamente en la revisión del suministro de combustible y que sólo se tomen muestras si dicho examen sugiere motivos fundados para sospechar un incumplimiento o sólo cuando haya antecedentes de infracción.

Por otro lado, se ha solicitado que se explique cuáles serán los procedimientos a seguir en caso de que el muestreo o el análisis se lleve a cabo durante las inspecciones del CERP; o cuáles serán las medidas cuando haya una infracción menor, como por ejemplo, a la hora de sustituir combustibles cuando un buque entre en una ECA.

También, se ha preguntado sobre los criterios que se aplicarán en las inspecciones del CERP con respecto a los sistemas de limpieza de los gases de escape (‘scrubbers’) de gas o GNL, cuyo uso también estará regulado.

Desde la ICS, se espera una respuesta del Consejo Asesor del Memorando de Entendimiento de París, que está compuesto por 27 Estados.