Desembarque hortofruticola puerto

Las cantidades importadas se reparten de forma similar entre las hortalizas y las frutas.

En línea con la tendencia de los últimos años, la importación española de frutas y hortalizas se ha incrementado en un 2% hasta los 1,5 millones de toneladas en los cinco primeros meses de 2019, mientras que su valor ha aumentado en un 8%, llegando hasta los 1.364 millones.

Así lo reflejan los datos del Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales recogidos por Fepex, que indican que las cantidades importadas se reparten de forma similar entre las hortalizas y las frutas. Mientras las primeras han alcanzado las 757.224 toneladas de enero a mayo, un 1% más, las segundas han anotado un ascenso del 3% hasta las 744.293 toneladas.

En valor, la importación de hortalizas ha aumentado un 27%, totalizando 465 millones de euros. Eso se debe al fuerte crecimiento del valor de las importaciones de patata, el producto más importado de todo el sector, con un 95% más y 178 millones de euros.

En cambio, el valor de la importación de frutas se ha mantenido estable en los 899 millones de euros, apenas un 0,5% por encima de las cifras del mismo periodo del año anterior. En los últimos cinco años, las importaciones han crecido un 70% en el mercado español, principalmente por el aumento de las de los países extracomunitarios.

Esto pone en evidencia algo muy importante en cuanto a las tendencias de consumo, y es que según Fepex, para la mayoría de la población no es determinante el origen de los alimentos que compra.