descarga de cítricos en el puerto de Castellón frutas hortalizas hortofrutícola exportaciones

Tanto la importación de hortalizas como la de frutas han crecido un 7% en volumen.

La Unión Europea ha importado en el año 2018 un 7% más de frutas y hortalizas de países terceros, lo que supone un total de 16,6 millones de toneladas, por un valor de 16.960 millones de euros, un 3% más. Así lo reflejan los últimos datos de Eurostat recogidos por Fepex, que indican que la importación de hortalizas de países extracomunitarios ha repuntado un 7% en volumen, hasta los 2,3 millones de toneladas.

En cambio, su valor se ha reducido en un 3% hasta los 2.621 millones de euros. Se sitúa en primer lugar el tomate, con 628.067 toneladas, un 10% más, con un valor de 671 millones de euros, que implican un crecimiento del 3%.

En cuanto a las frutas, la importación hacia países extracomunitario también ha aumentado un 7% en volumen, situándose en 14,2 millones de toneladas, y un 5% en valor, con 14.318 millones de euros. El plátano, con más de 5,9 millones de toneladas, seguido por la piña y la naranja, con más de un millón de toneladas, han sido las frutas más importadas.

La importación de frutas y hortalizas procedentes de países terceros lleva cinco años al alza. En valor, la importación en 2014 se situó en los 12.695 millones, pasando a los 14.195 millones de euros en 2015, los 15.445 millones de euros en 2016, los 16.390 millones de euros en 2017 y casi 17.000 en 2018.

Esto contrasta con la tendencia descendente de las exportaciones comunitarias a países terceros en los últimos cinco años. De hecho, en 2018 se han enviado un 15% menos de frutas y hortalizas a países terceros, totalizando 5,4 millones de toneladas.

Para Fepex, la evolución del comercio exterior de frutas y hortalizas con los países terceros es consecuencia de la globalización asimétrica del mercado comunitario, pues prácticamente ha desaparecido la preferencia comunitaria, pero los grandes mercados de países terceros se mantienen prácticamente cerrados, mediante políticas proteccionistas.