La Distribución Urbana de Mercancías está en constante cambio y sus volúmenes no dejan de crecer de manera exponencial. Sin embargo, el espacio urbano es limitado y es cada vez más necesario tomar medidas para preservar el medio ambiente.

En este contexto, Logistop ha organizado un webinar para explicar cómo, a través de herramientas de planificación y de la colaboración público-privada, se puede controlar el crecimiento del sector y sus impactos, así como garantizar a los profesionales trabajar en un marco que favorezca a una logística urbana competitiva y sostenible.

Antoine Radal, experto del Grupo de Trabajo de Logística Urbana de la plataforma y consultor especialista en DUM en Interface Transport, ha destacado la necesidad de no perder la eficiencia en las entregas y, sobre todo, minimizar el impacto medioambiental y optimizar el uso del espacio público disponible.

Para ello, es importante construir estrategias colaborativas entre actores privados y públicos a través de la cocreación y de grupos de trabajo que permitan hacer frente a los cambios en la logística urbana.

Por su parte, Juan Manuel Corchado, presidente de AIR Institute, ha insitido en que es preciso establecer sinergias entre todos los actores, pese a la desconfianza de compartir ciertos datos e información con competidores del sector. La colaboración es, en su opinión, la mejor alternativa para ofrecer un producto mejor, así como para ahorrar tiempo.

Logística colaborativa

A continuación, Enrique Onieva, profesor de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Deusto e investigador principal de Logistar, ha presentado un caso de optimización de logística colaborativa desarrollado en el marco de dicho proyecto.

El objetivo es proporcionar soluciones basadas en algoritmos inteligentes haciendo uso de los datos proporcionados por empresas partícipes de la cadena de suministro y de diferentes sectores. Para ello, es importante garantizarles que la información es privada y no visible.

Por último, Ruth Lamas, responsable de la Oficina Metropolitana de la Bicicleta y coordinadora técnica de Red de Ciudades por la Bicicleta, ha recordado que la Administración Pública es consciente de la necesidad de involucrarse en la distribución urbana de mercancías para afrontar los retos de sostenibilidad que plantea la emergencia climática.

En esta línea, desde el Área Metropolitana de Barcelona, se ha incluido la distribución urbana como un eje de trabajo específico del Plan Metropolitano de Movilidad Urbana, destacando la importancia de incorporar la ciclologística en la dinámica de estas acciones y espacios.