La paletización tiene como objetivo último proteger la mercancía hasta su destino, de modo que el producto transportado permanezca en perfectas condiciones, aspecto y forma hasta llegar al consumidor final.

Es necesario, por tanto, garantizar la estabilidad de la unidad de carga, es decir, de los productos embalados y paletizados, formando un conjunto resistente durante toda la cadena logística.

Una paletización incorrecta puede provocar daños en la mercancía, además de suponer un riesgo para la manipulación, reducir la seguridad, aumentar los rechazos en las líneas automáticas, y producir pérdidas de producto. Todo ello contribuye a incrementar los costes de almacenaje y transporte.

Existen dos maneras de generar una carga estable. La primera supone la imbricación de las cajas del palet, que también pueden apilarse en columnas, dependiendo de su estabilidad. Asimismo, es imprescindible asegurarse de que la carga está anclada al palet. La segunda opción es utilizar elementos de embalaje para fijar la mercancía, como fleje, film, etc.

También es importante evitar una altura excesiva, dado que la unidad de carga siempre es manipulada por su base y esto podría generar incidencias de seguridad durante la manipulación o transporte. Se recomienda una altura de 1,45 metros, aunque dependiendo del sector y producto, esto puede variar.

Soluciones complementarias

Existen soluciones adicionales o complementarias, que en el caso de los palets de plástico de Nortpalet  ayudan a mejorar la estabilidad y la retención de la carga, como superficies antideslizantes o topes en el perímetro del palet.

También pueden colocar gomas en el tablero que mejoran el agarre y evitan el deslizamiento en la manipulación con carretillas y transpaletas, gomas en el patín que evitan el deslizamiento en superficies metálicas, o bandas antideslizantes, que mejoran la retención, sobre todo en casos donde la carga no ocupa toda la superficie.

Una carga estable y uniforme, con la altura adecuada y correctamente anclada al palet permitirá una correcta manipulación, la optimización del almacenamiento y transporte, y la reducción del riesgo de roturas o apertura.