el consumo de combustible en las carretillas elevadoras

Hay una gran diferencia en el rendimiento del combustible entre los distintos fabricantes. El coste en combustible de la actividad de una carretilla elevadora asciende a miles de euros en un período normal de contrato. Con una utilización intensiva, el coste puede ser mayor. La subida de precio de los combustibles hace imprescindible tomar medidas para controlar el coste del combustible.

El consumo de combustible a menudo se pasa por alto al comprar una carretilla. Sin embargo, la elección acertada de una carretilla, el ahorro se convierte en una realidad tangible, de hasta 12.000 euros en cinco años.

El ‘Verband Deutscher Ingenieure’ (VDI) es el dato que define el consumo de combustible, normalmente como el VDI 60. Este dato significa que la carretilla ha realizado un «ciclo de trabajo» según el circuito de prueba VDI2198, por lo que ha moderado la velocidad para completar dicho ciclo sesenta veces en sesenta minutos.

El VDI es la norma aceptada para comparar el consumo de combustible en las carretillas elevadorasNo obstante, en la práctica, el modo de utilizar la carretilla, y, en particular, el de su conducción pueden arrojar una diferencia incluso más significativa.

El procedimiento estipula que la carretilla de prueba se conduce hacia adelante hasta la posición «A». A continuación, se eleva su carga nominal a una altura de 2 m, se da marcha atrás y se desplaza a la posición «B» a unos treinta metros, donde se eleva su carga de nuevo a 2 m, antes de volver a su posición inicial.

Se trata obviamente de un ciclo bastante intensivo pues, en la mayoría de las situaciones reales, una carretilla elevadora no se utilizará tan intensamente, pero ésta es la medición estándar. Se puede realizar un cálculo aproximado del coste de consumo de combustible real, tomando el dato de consumo de combustible VDI60 de la hoja de datos de cada fabricante, suponiendo que está en funcionamiento, en un promedio del 60% del tiempo, o 4,8 horas al día.

El cálculo del coste total de combustible se realiza de la siguiente manera:

1.- se anota el  consumo de combustible indicado en la hoja de especificaciones de la carretilla
2.- se multiplica ese dato por el precio del combustible por litro, si es diesel, o kilogramo, si es gasolina
3.- se apunta el número de horas que trabaja con la carretilla al día;
4.- se multiplica el resultado por el número de turnos del año
5.- el resultado se multiplica de nuevo por el número de años de contrato

Conclusiones

Analizando los datos de los propios fabricantes, se ve claramente que en la actualidad hay una gran diferencia en el rendimiento del combustible entre los distintos fabricantes. En períodos de tiempo cortos o largos, y en aplicaciones moderadamente intensivas, el combustible supone gran parte del coste de tener una carretilla; un factor importante si la decisión de compra se basa en el precio.

Los datos calculados en un período de contrato habitual de cinco años muestran que una carretilla eficiente puede ahorrar en combustible unos 15.000 euros, en comparación con el peor de los casos, utilizando precios de combustible actuales que, con toda seguridad, seguirán aumentando.