Norbert Dentressangle ha facturado en sus actividades para la industria de automoción un total de 68 millones de euros durante los nueve primeros meses de 2014, sólo en la Península Ibérica, lo que supone un incremento del 14,4% respecto al mismo periodo de 2013.

El operador trabaja en este sector desde hace más de 35 años, ofreciendo actualmente soluciones de transporte y distribución en las que contempla operativas específicas según las necesidades de cada cliente.

Concretamente, se ha especializado en operaciones “inbound”, con recogida de mercancía en proveedores para su posterior entrega a plantas de producción. También realiza la consolidación y envíos a plantas de producción internacionales, Central Control Carrier (CCC).

Por otro lado, en materia de servicios “outbound”, Norbert se encarga de la distribución de recambios con entregas antes de las 8.00 horas en más de 1.000 concesionarios, con tránsitos inferiores a 24 h en toda la Península Ibérica. 

Variedad de soluciones

Si bien los anteriores servicios constituyen los puntos fuertes del operador logístico en la automoción, para el correcto desarrollo de la cadena de suministro de la misma también desarrolla actividades como milk-run, entregas Just in Time, servicios de urgencia, suministros directos a líneas de montaje y entregas en flujos tensos, además de soluciones multimodales de transporte, combinando carretera, marítimo y ferroviario.

El operador ha emprendido su aventura hacia otros países en esta actividad. Actualmente, promueve diferentes proyectos de transporte en mercados como Marruecos, Turquía, Polonia, Eslovaquia y Rusia. Concretamente en Marruecos, Norbert Dentressangle cuenta ya con dos centros, uno en Tánger y otro en el puerto de la misma ciudad, además de siete colaboradores. 

El objetivo pasa por continuar con el desarrollo de este segmento en busca de mercados potenciales, ampliando su experiencia y trabajando en la optimización de servicios de transporte y distribución en lo que a exportación, importación y mercado interno se refiere.

Cabe recordar que, según los últimos datos publicados por la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), España se posiciona como la segunda potencia industrial europea en fabricación de automóviles, sólo por detrás de Alemania.