Cruceros en el puerto de Cádiz

Nueve asociaciones de la industria de cruceros operarán bajo una organización común con una estructura unificada que actuará como voz y soporte de referencia de la industria mundial de cruceros. Los miembros de la Asociación han acordado utilizar el nombre Asociación Internacional de Líneas y Cruceros (CLIA), con la designación geográfica que corresponda y que las oficinas de cada asociación se mantengan en dicho lugar.

La nueva asociación se ha desarrollado para generar mayores beneficios y una voz unificada para las compañías de cruceros, agencias de viajes y socios de negocio, todos ellos contribuyen a una industria que genera un impacto económico de cerca de 100.000 millones de dólares. 

Para las compañías de cruceros, la nueva asociación ofrece un punto global único de referencia en cuanto a recursos técnicos y normativos y una coordinación unificada de la comunicación global y de los eventos. Todo esto contribuye a que se aproveche mejor la inversión que realizan las compañías de cruceros para pertenecer a estas asociaciones.

Por su parte, las agencias de viajes consideran que la nueva asociación ofrece programas de colaboración más sólidos y la posibilidad de pertenecer a una red de mayor tamaño. Mientras que a los socios ejecutivos les proporciona mayores oportunidades para el desarrollo de clientes y de socios comerciales.

Representante de la industria de cruceros

La organización mundial CLIA representará a la industria de cruceros en la Organización Marítima Internacional con sede en Londres, la Organización Internacional del Trabajo en Ginebra y con otras organizaciones marítimas y de navegación de todo el mundo. Allí, se centrarán en la estrategia global, las cuestiones internacionales de la industria y las comunicaciones estratégicas.

Los asuntos locales y regionales continuarán siendo administrados por las asociaciones regionales nacionales en América del Norte, Europa y Australasia.

En Europa el Consejo Europeo del Crucero se convertirá en CLIA Europa, y tendrá la misión de avanzar sobre la sólida base y las relaciones con las instituciones de la UE y los accionistas europeos, con las que ya cuenta en Bruselas.