El Adonia a su llegada a la bahía de La Habana

El Adonia ha sido el primer buque estadounidense en llegar a Cuba tras el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países.

El acercamiento entre Cuba y Estados Unidos ha permitido que la isla vuelva a recibir cruceros estadounidenses tras más de 50 años de bloqueo. Un total de seis navieras han obtenido el permiso de la administración cubana para incluir al país entre sus itinerarios y está previsto que a lo largo del año comiencen sus operaciones.

Royal Caribbean Cruises, Pearl Seas Cruises, Norwegian Cruise, Oceania Cruises, Regent Seven Seas Cruises y Azamara Club se unirán en el transcurso de 2017 a la naviera estadounidense Fathom, filial de la empresa Carnival, que el pasado mes de mayo comenzó sus conexiones con Cuba.

El buque Adonia, con capacidad para 704 pasajeros, se convertía así en la primera embarcación estadounidense en llegar a la isla tras décadas de bloqueo, al arribar a La Habana con cerca de 700 turistas.

La capital cubana es, precisamente, uno de los nuevos destinos de las seis navieras que llegarán a Cuba en el transcurso del año y que ocuparán la posición en el mercado de Fathom, que ya ha anunciado que finalizará sus viajes a la isla.

Así, el 1 de mayo dará comienzo la primera operativa de Norwegian Cruise a La Habana, y está previsto que Royal Caribbean Cruises también inicie sus operaciones en los próximos meses, aunque todavía no se ha anunciado la fecha oficial para los primeros cruceros de la naviera que llegarán al país.

Balearia también tiene previsto incluir la capital cubana entre sus destinos. En concreto, la naviera, que ya cuenta con la autorización del gobierno estadounidense, prevé operar dos líneas que conecten Estados Unidos y Cuba, estableciendo un servicio regular de ferry entre ambos países. Actualmente se encuentra a la espera de obtener el permiso de la administración cubana.