Cruceros en el puerto de Barcelona

La contribución económica de la industria de los cruceros a España fue de 1.255 millones de euros, lo que sitúa al país como cuarto mercado que más se beneficia económicamente. Además, España se mantiene como segundo país que más pasajeros europeos recibió, en concreto, los puertos españoles acogieron a 5,2 millones de cruceristas europeos.

España también ocupa la segunda posición como puerto de embarque, con 1,2 millones de pasajeros, lo que significa que uno de cada cinco pasajeros que embarcaron en Europa lo hizo desde un puerto español. 

En relación a los puertos nacionales, el puerto de Valencia ha experimentado un considerable aumento en el volumen de escalas de crucero, pasando de recibir 253.743 pasajeros en 2010 a 480.233 en 2012, lo que supuso un incremento del 89%. Mientras, Barcelona se mantiene como primer puerto Europa con mayor tráfico de cruceristas, en total 2,4 millones de pasajeros visitaron el puerto barcelonés, un 2,4% más que en 2010.    

Crecimiento europeo

El fuerte crecimiento de la industria europea de cruceros ha continuado a pesar de la desaceleración económica mundial, según se deduce de las cifras reveladas por la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros en Europa, CLIA. La contribución total de la industria de cruceros a la economía europea alcanzó la cifra récord de 37.900 millones de euros en 2012, un 31% más que en 2007. 

Los astilleros europeos, que construyen la mayoría de los cruceros más modernos del mundo, registraron un aumento del gasto en la construcción y mantenimiento de los barcos. Tras tres años consecutivos de descenso, trabajarán en 20 nuevos barcos de crucero con una capacidad combinada de más de 60.000 pasajeros y por un valor total que supera los 10.500 millones de euros, durante el periodo de 2013 a 2016. 

Europa es también uno de los principales destinos para los pasajeros de cruceros de todo el mundo, atrayendo una importante inversión turística, además del gasto de los pasajeros que genera. Alrededor de 5,7 millones de pasajeros embarcaron en un crucero desde un puerto europeo en 2012, lo que ha supuesto un aumento del 2,5% con respecto a 2011. De ellos, alrededor de 0,9 millones procedían de fuera de Europa.