Lo más fácil en una crisis es detener los desarrollos en tecnología y modernización”. Así se ha expresado la vicepresidenta de Amazon en España e Italia, Mariangela Marseglia, durante el 35º Congreso Aecoc de Gran Consumo, en el que ha pedido “resistir a la tentación de abandonar la inversión”.

La inversión en digitalización y capacitación del personal será la clave para crear empresas más resistentes a contextos de crisis como el generado por la Covid-19. Por ello, Marsella ha pedido a los directivos allí reunidos que aceleren esta clase de inversiones, como está haciendo la multinacional.

En su opinión, lo que les ha permitido reaccionar rápido y de forma efectiva han sido los 3.000 millones de euros invertidos en los últimos nueve años en España en logística, tecnología y capacitación del personal.

En este sentido, ha recordado que con la nueva normalidad, desaparecerán ciertos puestos y surgirán espacios que requerirán nuevas habilidades, como el dominio tecnológico o la sostenibilidad.

El futuro será más multicanal

La directiva ha revisado también la situación de las empresas españolas tras los cambios provocados por el coronavirus, pues en este país más del 90% de las ventas se producen en las tiendas físicas.

Sin embargo, durante el confinamiento, muchos consumidores han descubierto que el comercio ‘on-line‘ ofrece buenos precios, conveniencia, rapidez y un amplio catálogo. Las tiendas físicas seguirán siendo importantes en España, pero «el futuro pasa por ser más multicanal que nunca«.

Por ello, ha pedido a las empresas españolas que inviertan en digitalización, lo que a su vez les abrirá las puertas de los mercados internacionales. En la actualidad, ya hay 9.000 pymes españolas activas en su ‘marketplace’, que en 2019 exportaron productos por valor de 500 millones de euros.