politicas restrictivas en las aduanas rusas

La IRU advierte a Rusia de que podría invalidar los carnets TIR a sus transportistas

Tras el comienzo de nuevas restricciones al Convenio TIR en febrero, la IRU ha decidido remitir una carta al presidente de Rusia, Vladimir Putin, para informarle de las consecuencias negativas que podría suponer no restablecer la validez de este documento antes del 1 de julio de 2014, como es el detener la emisión de carnets TIR para los operadores de transporte en Rusia a partir de dicha fecha.

Además, se ha informado al presidente Putin de que se podrían invalidar alrededor de 70.000 licencias TIR de transportistas rusos, lo que conllevaría que estas empresas no pudieran desempeñar sus funciones en aquellos países en los que sí tuviese validez el convenio, e incidiría directamente en la economía y el comercio rusos.

Esta decisión viene después de una solicitud similar realizada por los miembros del Convenio TIR durante una reunión del organismo de las Naciones Unidas encargado de regular los TIR, celebrada entre el 10 y el 13 de junio en Ginebra.

En ella, estuvo presente el secretario ejecutivo interino de la Comisión Económica para Europa (CEPE), Michael Møller, que invitó a dichos miembros a realizar todo lo posible para garantizar el restablecimiento de los cuadernos TIR de manera plena e incondicional en Rusia, de conformidad con el Convenio TIR, y en consonancia con la responsabilidad de defender el estado de derecho en el plano internacional.

Según se informa desde la IRU, el Servicio Federal de Aduanas en Rusia ha continuado ampliando las restricciones a este convenio desde que el 4 de julio de 2013, a pesar de la oposición de los empresarios y la justicia rusas, y de organismos internacionales como la ONU.

A pesar de que antes de finalizar el año 2013, Rusia se comprometió a restablecer la validez de los cuadernos TIR para que los camiones pudiesen pasar al país, en febrero, saltaron de nuevo las alarmas sobre la vuelta de las restricciones a las aduanas.