Transporte intermodal IRU

La simplificación de los flujos de datos y documentación supone grandes ventajas para todos los participantes en la cadena.

La Organización Internacional del Transporte por Carretera, IRU, ha empezado a debatir con la Organización Marítima Internacional, OMI, sobre la manera en que ambas puedan aprovechar la experiencia y conocimientos de la otra para facilitar el transporte de mercancía contenerizada.

Aunque ambas velan por el mantenimiento de la seguridad y la reducción de emisiones en sus respectivos ámbitos de actuación, si coordinan sus esfuerzos podrían lograr mejores resultados, mejorando la cadena logística desde el punto de origen, en los puertos, hasta el destino final de la mercancía.

La simplificación de los flujos de datos y documentación supone grandes ventajas para todos los participantes en la cadena. Por ello, se ha planteado la posibilidad de utilizar un sistema TIR para el transporte intermodal, del que puedan beneficiarse tanto el sector marítimo como el del transporte por carretera.

Los últimos países en implementar el convenio TIR, como China, India, Arabia Saudí, Pakistán o los Emiratos Árabes Unidos, confían de hecho en la combinación de ambos modos de transporte para reducir el tiempo de espera en los puertos y fronteras, además de mejorar la transparencia, seguridad e integridad de los envíos.

El TIR permite proporcionar una única garantía internacional y enviar todos los datos de la carga a las autoridades aduaneras por adelantado. Por ello, la reciente activación del sistema para rutas intermodales entre los Emiratos Árabes Unidos y la República Checa, y entre Eslovenia e Irán, Afganistán e India, ha sido bien recibida tanto en el sector público como en el privado.