“Las empresas deben adaptarse a la IV Revolución Industrial con una cadena de valor centrada en el consumidor y con una digitalización de los procesos en la cadena de suministro”.

Así lo ha señalado el director general de Confectionary Holding, Andrés Cortijos, durante el III E-Logistics Networking de Transporeon, que se ha celebrado este jueves 29 de septiembre en Madrid bajo el lema Logística 4.0 Smart Logistics y Big Data: el futuro de la logística.

A las puertas de la IV Revolución Industrial, la revolución tecnológica como motor de cambio de los patrones socioeconómicos y culturales, las empresas «deben construir cadenas de valor añadido 4.0 para no perder competitividad», ha afirmado Cortijos.

En este nuevo escenario, el consumidor es quien «determinará las nuevas reglas de juego», por lo que las cadenas de suministro evolucionarán hacia un concepto mucho más integral, el de Cadena de Valor, donde dicho consumidor se establecerá en el centro de todas las operaciones. 

La logística avanza hacia la digitalización, lo que ha propiciado la aparición de nuevos partners tecnológicos, hasta ahora desconocidos, que están jugando y jugarán roles determinantes.

Andrés Cortijos director general de Confectionary Holding

Andrés Cortijos, director general de Confectionary Holding, habla en el III E-logistics Networking de Transporeon sobre la digitalización en la cadena de suministro.