Bruselas admite la queja de WWF contra el dragado del Guadalquivir

Desde la Junta de Andalucía se alude a la necesidad de una nueva Declaración de Impacto Ambiental (DIA), a raíz de que la comisión de expertos constituida para este asunto ya avisó en su momento al puerto de que el estuario podía resultar dañado si no se llevaban a cabo sus sugerencias de protección medioambiental.

Y es que, según ha especificado la titular andaluza de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, hasta que no esté garantizada la protección del estuario y del Parque de Doñana no se debe acometer ningún proyecto de dragado.

La Comisión Europea ha reclamado a la Autoridad Portuaria de Sevilla información en el marco de la apertura de un procedimiento por el proyecto. El presidente del Puerto de Sevilla, Manuel Fernández, ha indicado: “Ya se trabaja con vistas a dar respuestas a un proceso que, por otra parte, es obligado y que no nos afecta solo a nosotros, como Puerto, sino al Estado español, que ya hace sus propias consideraciones«.

Fernández ha añadido que son infinitos los casos gestionados por Europa respecto al proyecto y similares al actual, reivindicando por contra que la dirección ambiental de la iniciativa está garantizada al contar al frente de la misma con el catedrático de Biología de la Universidad de Sevilla  José Carlos García, Premio de la Unesco y Nacional en esta rama.

Por otro lado, la Autoridad Portuaria da prácticamente por finalizado el proyecto de protección de los márgenes del río Guadalquivir con vistas a su presentación ante el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, de cara a lograr que el dragado pueda licitarse en plazo, habida cuenta de que el ministro Arias Cañete, ha aludido a este aspecto como uno de los puntos correctores que se precisan para la aprobación de la Declaración de Impacto ambiental.