Miguel Angel Vázquez, portavoz del ejecutivo andaluz

Miguel Angel Vázquez, portavoz del ejecutivo andaluz, durante su comparecencia.

El Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía ha aprobado iniciar los trámites de la revisión del Plan de Infraestructuras para la Sostenibilidad del Transporte (PISTA), vigente desde 2008, con el objetivo de adaptarlo al nuevo escenario económico-financiero y a las «restricciones» fijadas por el Gobierno de España a través de la Ley 2/2012 de Estabilidad Presupuestaria.

Según ha explicado en rueda de prensa el portavoz del Ejecutivo andaluz, Miguel Ángel Vázquez, la reformulación del plan, con el horizonte del año 2020, se dirigirá también a «reforzar los programas de transporte público y no motorizado«, así como a «priorizar los proyectos de mayor rentabilidad social y medioambiental» acordes con el proyecto Andalucía Sostenible.

La Junta destaca que la futura planificación en materia de carreteras seguirá principalmente los criterios de garantizar la calidad y seguridad de la red secundaria, recogidos en el Plan de Mejora de la Accesibilidad, Seguridad Vial y Conservación de la Red de Carreteras de Andalucía.

En el ámbito ferroviario del transporte de mercancías, los objetivos se orientarán a potenciar el papel de las áreas logísticas como elementos fundamentales del sistema de comunicaciones.

La revisión del PISTA se extenderá también al diagnóstico del estado de las infraestructuras en Andalucía. El análisis de las nuevas demandas de transporte se pondrá en relación con el objetivo de contribuir al cambio del tejido productivo andaluz hacia una mayor sostenibilidad.

La elaboración de la revisión corresponderá a la Consejería de Fomento y Vivienda, que enviará su propuesta inicial a una comisión de redacción. Una vezelaborado el informe, la propuesta de revisión se someterá al trámite de información pública durante un plazo de dos meses.

A las aportaciones que se reciban en este proceso se añadirán la Memoria Ambiental y el informe preceptivo de adecuación a la normativa de ordenación del territorio, como paso previo a la aprobación por el Consejo de Gobierno.