Infraestructura ferroviaria que incorpora un tercer carril.

La Comunidad Valenciana y Murcia mantienen su impulso y defensa, tanto en el ámbito político como empresarial, del Corredor Mediterráneo. Así lo ha destacado la consejera de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente, Isabel Bonig, durante la cumbre bilateral de ambas regiones que se celebró en Murcia.

La titular de Infraestructuras ha resaltado la importancia que tiene para las autonomías del Mediterráneo un tercer carril que permita que la implantación del ancho estándar entre Castellbisbal, en Barcelona y Valencia sea efectiva en 2015 y la llegada a Alicante, Murcia y Cartagena se produzca en 2016. 

«Con el tercer hilo conseguiremos adelantarnos diez años al corredor definitivo, algo vital para la reactivación económica«, ha afirmado. Asimismo, ha indicado que para que se cumplan los plazos previstos por el Ministerio la licitación de las obras entre Valencia y Murcia serán licitadas después de verano. 

Para la consejera, el Corredor es fundamental para la conexión del tejido industrial de la Comunidad al mercado europeo y es la gran oportunidad para “convertirnos en la puerta sur de Europa”.

En ese sentido, la titular de Infraestructuras ha hecho hincapié en el abaratamiento de costes que supone la implantación del ancho europeo en el Corredor Mediterráneo, que tendrá una inversión de 1.300 millones de euros en la Comunidad. 

El proyecto permitirá que el puerto de Valencia esté conectado en 2015 con el ferrocarril con ancho internacional, mucho más rápido y que no supone nuevos proyectos ni expropiaciones, “sino trabajar ya sobra una infraestructura existente” ha declarado Bonig según informa el diario regional Las Provincias. 

La consejera ha señalado que el puerto de Alicante, Murcia y Cartagena formarán parte de la red en 2016, un proyecto realista que permitirá conectar el eje mediterráneo con Europa.