La línea ro-ro que Suardiaz tiene para conectar Tánger con Barcelona ha superado ya los 1.000 semirremolques transportados.

De esta manera este enlace de carga rodada entre el noreste de la península y el norte de África contribuye al objetivo de descarbonización y reducción de emisiones de la Comisión Europea en el Pacto Verde Europeo.

Además, el servicio ro-ro también contribuye a la descongestión de carreteras, y ofrece una alternativa a rutas ya existentes, de tal manera que, desde su arranque, más de una treintena de clientes se benefician de la regularidad y puntualidad de sus dos embarques semanales.

El buque ro-ro dedicado embarca carga no acompañada, de forma que el servicio no se verá afectado en ningún momento del año por las demandas del pasaje.

Así mismo, el servicio de carga rodada de la naviera entre Tánger, Barcelona y vuelta a Tánger es apto para todo tipo de carga rodada, desde emirremolques con mercancía seca o a temperatura controlada, hasta maquinaria sobre ruedas o carga de proyecto de grandes dimensiones.

En este mismo sentido, el buque empleado también cuenta con permisos para el transporte de mercancías peligrosas.