El primer año de actividad de la línea entre Melilla y Motril puesta en marcha por la naviera canarias Armas ha logrado transportar a más de 170.000 personas y 50.000 vehículos.

Según los datos facilitados por la Autoridad Portuaria hasta el pasado 12 de julio, día en que se cumplió el primer año de entrada en servicio, la línea marítima Motril-Melilla ha sido utilizada por 170.486 pasajeros y 49.736 vehículos. La línea, de carácter diario, cubrió en un principio el trayecto con barco rápido «Volcán de Timanfaya», que fue sustituido por el «Volcán de Tinamar», con mayor capacidad de pasaje, ante la buena acogida del servicio.

El presidente de la Autoridad Portuaria de Motril, Ángel Díaz Sol, ha resaltado la «apuesta decidida» que hizo la Naviera Armas por el puerto de la localidad granadina, y ha subrayado la inversión tanto humana como económica que está haciendo la compañía y que se ha visto reflejada con la puesta en funcionamiento estos días de una segunda línea que une Motril con Alhucemas (Marruecos).

El máximo responsable del puerto, ha dicho que este es «un paso más» para convertir el puerto de Motril en la puerta de entrada o salida de mercancías y pasajeros entre Marruecos y Europa, lo que a su juicio puede ser una realidad tras el acuerdo alcanzado hace varios años con la Agencia Nacional de Puertos de Marruecos. Ese acuerdo busca establecer nuevas rutas comerciales que tengan como referencia la dársena portuaria de Motril.