El crecimiento sostenido y generalizado en actividad logística contribuye a mantener las cuentas de Merlin Properties en el primer trimestre de 2020, en el que ya se ha dejado sentir el impacto de la crisis sanitaria.

En el período, las rentas de inmuebles dedicados a actividades logísticas ha supuesto 14,28 millones de euros, con un ‘release spread’ de un 8% en términos generales, con Sevilla experimentando, en este mismo sentido, el mejor comportamiento del trimestre, con ‘release spread’ de un 12,2%.

Al mismo tiempo, se mantiene una alta ocupación, con un nivel de un 96,4%, que en el caso de los activos de Madrid se sitúa en el 97,2%, en los de Barcelona en el 85,4% y en los del resto de zonas en el 99,8%.

En concreto, el registro de ocupación de Barcelona se ha visto afectado por la salida de Telefónica, Serloprat y Molenbergnatie, espacio que se va a someter a una ligera reforma, según informa la socimi.

Por lo que respecta a la evolución de los Planes Best II & III en los tres meses, los proyectos con mayor grado de avance en el período han sido los de Madrid-San Fernando II, que ya está alquilado al 67% a Grupo Damm, y Zaragoza-Plaza II, totalmente alquilado a DSV. En ambos casos, la entrega está prevista en julio.

En términos generales, Merlin Properties ha cerrado el primer trimestre con una facturación de 131,8 millones de euros, un EBITDA recurrente de 103,9 millones de euros y un beneficio operativo de 74,7 millones de euros.

Justo al inicio de la crisis sanitaria, la socimi impulsó un cambio en su política comercial con el fin de adaptarla a la nueva situación y de aliviar la situación de los inquilinos afectados por las medidas de confinamiento, cuyo impacto ha sido menor que el proyectado originalmente.

Aún así, la compañía está diseñando una nueva política de bonificación parcial para el período posterior a la pandemia, cuyos detalles se anunciarán una vez se comuniquen a sus inquilinos.