El Clúster de Movilidad y Logística de Euskadi ha celebrado en Irún su XVII Asamblea General, en la que se ha repasado la actividad del año 2019 y se han presentado las líneas de actuación de 2020.

Además, en convocatoria extraordinaria, se ha procedido a la renovación de la Junta Directiva, al frente de la cual se ha nombrado como presidente a Joaquín Acha, en representación de La Unión, y se ha dado la bienvenida a 14 nuevos socios.

Se trata de PTV, R2P Sur, Ibil, Gibak, Skootik, Vicarli, Ahora SDUM, CEIT, Idom, Ekanban (Orkli), IPS, WAG Mobility, Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz y CBL Informática.

Las empresas agrupadas en el Clúster han alcanzado una facturación de más de 13.000 millones de euros, lo que supone un 17,1% del PIB del País Vasco. Así mismo, sus niveles de exportación han llegado al 31,1%, cerca de la tercera parte de la facturación.

Durante su intervención, Luz Pérez, presidenta del Clúster hasta la asamblea general, ha recordado que en 2017 se puso en marcha un ambicioso Plan Estratégico en torno a la Movilidad Inteligente. En su opinión, los modelos cooperativos, autónomos, limpios y colaborativos serán clave en el futuro.

Objetivos 

De cara a 2020, el Clúster se ha marcado como reto el desarrollo de nuevos modelos innovadores de movilidad y logística 4.0 sostenibles y eficientes, así como promover una movilidad de pasajeros y mercancías hacia emisiones cero.

Para ello, dispondrá de distintos proyectos basados en la logística 4.0, la digitalización, el Big Data, el transporte urbano o la movilidad limpia. Además, trabajará para seguir mejorando la posición de los socios en mercados exteriores y apoyar su internalización, así como seguir atrayendo inversión extranjera.

Entre los principales proyectos, se encuentran Croads Spain y CMobile, para el despliegue de sistemas cooperativos de transporte en entornos urbanos e interurbanos, o el proyecto Fenix Network, para el desarrollo de un modelo federado para el intercambio de datos en el sector logístico a nivel europeo.

También cabe destacar el comité Trazastock, en el que se están trabajando necesidades especificas en torno a la logística 4.0. Este año también se pondrá en marcha otro comité en infraestructuras inteligentes y un grupo de trabajo transfronterizo en movilidad conectada.