El estado actual del sector logístico marítimo – portuario centró la atención de la décima edición de PROMart, organizado por Propeller Madrid bajo el título de ‘El futuro de la cadena logística: resiliencia o fragilidad‘.

Y lo hizo con dos novedades, estrenando sede en el Ateneo de Madrid y volviendo al formato presencial tras el paréntesis de 2020 provocado por la pandemia, contando con cinco ponencias, que hicieron un análisis del momento que vive el sector desde distintos enfoques.

Se abordó la situación actual de oferta y demanda del transporte marítimo marcado por la congestión y la espectacular subida de los fletes, sin que ello haya redundado en un mejor servicio, haciendo hincapié en el castigo al consumidor final, el encarecimiento de los precios y el distanciamiento de las navieras respecto al resto de la cadena logística.

También hubo tiempo para tratar la situación que vive la logística aérea, con previsión de que su recuperación tras la Covid- 19 no llegue hasta 2024-2025, las infraestructuras o el ferrocarril y la mejora de la intermodalidad portuaria como elemento a tener en cuenta.

Todos los participantes coincidieron en destacar los retos derivados de la sostenibilidad medioambiental y la digitalización. En referencia a lo primero, los biocombustibles y las energías limpias son un paso obligatorio que deberá llegar para quedarse antes del final de la década, según concluyeron.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px