Durante la crisis sanitaria, el Gobierno aprobó una línea de avales públicos por importe de hasta 100.000 millones de euros para dotar de liquidez a autónomos y empresas, que se ha ido liberando por tramos en estos meses.

Dentro de esta línea de financiación, el Consejo de Ministros aprobó en junio una línea específica para el sector del transporte por carretera, dotada con hasta 500 millones de euros, aportados por el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital.

Con esta cantidad, se pretenden financiar la adquisición o arrendamiento financiero u operativo de nuevos vehículos de motor de transporte por carretera para su uso profesional. Sin embargo, Fenadismer lamenta la escasa o nula difusión de dicha línea de avales, ya que ni los Bancos ni el propio Instituto de Crédito Oficial la recogen en su página web institucional.

Esto ha supuesto que sea desconocida para la mayor parte de autónomos y empresas del sector del transporte, por lo que no llegan a hacer uso del presupuesto previsto cuando van a renovar algún vehículo de su flota.

Para evitarlo, desde la Federación recuerdan que es una línea de avales que se solicita directamente ante las entidades financieras y que el 80% de la operación de adquisición del vehículo estará avalada por el Estado, con un tipo de interés ventajoso y un plazo de devolución de hasta cinco años.