El puerto de Cádiz ha cerrado 2020 con 4.445.600 toneladas, un 0,05% más que en 2019 pese al impacto de la pandemia, y con un impacto desigual que marca evoluciones dispares por tráficos concretos.

Por tipos de mercancía, el movimiento de mercancía general del enclave gaditano se ha incrementado un 42% anual, hasta alcanzar un volumen total de 1,6 millones de toneladas en todo el ejercicio.

Así mismo, la puesta en marcha de nuevas líneas de contenedores que recalan en la dársena también ha supuesto que el tráfico de contenedores se haya incrementado un 377% el año pasado por volumen de toneladas, hasta las 732.636, así como un 251% en TEUs, para alcanzar un acumulado anual de 74.689.

Por otra parte, el puerto andaluz también ha movido en 2020 1,271 millones de toneladas de graneles líquidos, por debajo de los 1,331 millones del ejercicio anterior, mientras que el tráfico de graneles sólidos ha retrocedido un 22%, para un volumen anual de 1,44 millones de toneladas.

Además, el tráfico de carga rodada presenta un descenso del 10,87% anual, con 765.024 toneladas movidas en todo 2020.

Para el presente 2021, la Autoridad Portuaria espera mantener la línea ascendente en el tráfico de mercancía general, con el mantenimiento de las nuevas líneas y un mayor impacto de la línea de Boluda con Canarias, mientras que, si se produce una evolución favorable de la pandemia, espera recuperar el volumen de carga en graneles.