Fundada en los años de hierro del franquismo, a partir de la empresa pública Enasa y con el pedigrí que le dieron los rescoldos de la también mítica Hispano-Suiza, poco queda ya de la legendaria Pegaso que pobló la España de mediados del siglo XX de camiones robustos, con un exterior claramente reconocible y de mecánica sencilla y eficaz.

Estos días se cumplen 75 años del nacimiento de la marca española y su actual propietario Iveco celebra la efeméride llevando el icónico caballo alado de Pegaso a la cabina AS del Iveco S-Way, que, además, también incorpora un completo kit de personalización que incluye vinilos para la carrocería, placas con el logo conmemorativo del 75 aniversario para el exterior y el salpicadero, un salva-cinturón bordado y un pack de productos conmemorativos.

Pegaso camión eléctrico

Pegaso desarrolló un prototipo de camión eléctrico en 1952, sobre la base del «mofletes».

Una historia de innovación

De igual manera, la marca italiana también ha hecho un recorrido por una historia que ya forma parte de la tradición automovilística mundial y que incluye diversos hitos innovadores.

La trayectora de la marca se abre en Barcelona, de donde salieron el Pegaso I y el Pegaso II, ya con motor diésel Z-202, que heredaban la moderna cabina chata del Hispano-Suiza 66-D.

Posteriormente, en 1951 se produce la primera cabeza tractora de la marca y en 1952 se crea un prototipo eléctrico del Pegaso II, que no llegó a la producción, pero que sirvió de base técnica para el desarrollo de trolebuses.

Ya en 1955 se completa la primera fase de la planta de Pegaso en Madrid y dos años después toma el control de la vallisoletana Sava, que fabricaba una gama de vehículos comerciales ligeros y medianos.

Además, Pegaso presentó en Barcelona, en 1989, el primer ‘concept truck’ de la industria europea, con toda una serie de innovaciones tecnológicas inéditas hasta la fecha.

Mención aparte merece la presencia del fabricante en la alta competición automovilística, que incluye participaciones en el Gran Premio de Mónaco en 1952, en las 24 Horas de Le Mans en 1953, en la Carrera Panamericana en 1954, en el Campeonato Europeo de Camiones, así como en el París-Dakar.