naviera alianca hamburg sud

La empresa brasileña especializada en cabotaje, Aliança, ha bautizado recientemente en la terminal marítima de pasajeros del puerto de Santos en Brasil, al primero de los cuatro buques que encargó el grupo a principios de año al astilero de Shangai. 

El Sebastião Caboto, es el primero de una serie de cuatro buques portacontenedores idénticos con una capacidad de 3.800 TEUs y equipados, cada uno, con 500 enchufes para contenedores refrigerados. Estos barcos tienen una longitud total de 228 m, una eslora de 37,3 m y un calado máximo de 12,5 m.

Cuentan además con la ventaja de haber sido construidos para reducir el consumo de combustible por contenedor, lo que les convierte en buques más ecológicos que los cuatro a los que van a sustituir.

La naviera, que invirtió 450 millones de reales brasileños (172 millones de euros) en esta adquisición, dispondrá de los últimos tres barcos a finales de este año. Esta acción es consecuencia de la estrategia de la compañía para renovar su flota con barcos menos contaminantes.