La compañía danesa A.P. Moller-Maersk ganó 4.460 millones de coronas danesas (598 millones de euros) en el primer trimestre, un 33% menos que en el mismo periodo del año anterior. El resultado neto del año pasado se había visto afectado positivamente por la resolución de una disputa fiscal con las autoridades argelinas por valor de 899 millones de dólares (698 millones de euros).

La ganancia bruta subió un 13 % entre enero y marzo hasta 9.544 millones de dólares (1.281 millones de euros). La naviera danesa obtuvo unos ingresos en el primer trimestre de 79.324 millones (10.643 millones de euros), un 2 % menos que de enero a marzo de 2012. El flujo de caja procedente de actividades operativas fue de 13.528 millones (1.815 millones de euros), lo que representa una subida del 109%.

La deuda financiera del grupo se redujo 1.100 millones de dólares, pasando de los 14.500 millones al cierre del año anterior a los 13.400 de este ejercicio (10.400 millones de euros).

Por actividades, el beneficio de Maersk Line durante todo el ejercicio fue de 204 millones de dólares, frente a las pérdidas de 599 millones del primer trimestre de 2012.  Los precios promedio de fletes fueron un 4,7% superiores, y los volúmenes disminuyeron un 4%.  

Por su parte, APM Terminals, registró beneficios trimestrales de 166 millones de dólares, frente a los 226 millones en 2012. La evolución positiva de los grandes mercados compensaron la reducción de volúmenes en América del Norte y Europa Occidental. El movimiento de contenedores se mantuvo en los mismos niveles que el primer trimestre de 2012, mientras que el mercado mundial aumentó un 3% en TEUs.

Un 2013 peor que 2012

El grupo espera terminar el ejercicio con un resultado inferior al registrado en 2012, aún así prevé que el resultado neto estará en línea con el del año anterior, excluyendo las pérdidas por deterioro, las ganancias de desinversión y el aumento de la liquidación de impuestos en Argelia.

El grupo prevé que Maersk Line consiga un resultado por encima de los 461 millones de dólares de 2012 debido a las nuevas reducciones de los costes unitarios y sobre todo al resultado más fuerte registrado este trimestre frente al de 2012. 

Además se espera que la demanda mundial de contenedores por vía marítima aumente entre un 2-4%, exlcuyendo a las rutas de Asia y Europa, pero contando con el apoyo del creimiento de las importaciones de las economías emergentes.

La misma tendencia alcista se espera para la actividad de APM Terminals, que se estima un resultado por encima de 2012, superando los 701 millones de dólares, gracias a una mejora de la productividad de las instalaciones existentes y por el apoyo de las nuevas terminales. 

El grupo Maersk registró un beneficio de 4.000 millones de dólares al cierre del año 2012, una cantidad superior a la registrada el año ejercicio de 3.400 millones de dólares y a la prevista en noviembre de 3.700 millones.