volvo-para-mira-saluda-2017

Un grupo escolar durante una de las actividades de la campaña ‘Mira, Para, Saluda’ de Volvo Truck.

Los niños no suelen percibir el tráfico como un elemento de riesgo, según aseguran diferentes estudios, y, precisamente en momentos en los que la reducción en el número de víctimas de accidentes de tráfico parece estancada tras años de espectaculares avances es cuando conviene centrarse en la educación para la seguridad vial.

Esta situación, además, es especialmente sensible en edades tempranas, cuando los niños tienen mayor capacidad de aprendizaje para asimilar modelos de conducta que, con la edad, se convertirán en patrones definitivos de comportamiento.

En esta coyuntura, Volvo Trucks ha presentado en España su nueva campaña de seguridad vial dirigida especialmente a la infancia, con el lema Para, mira, saluda, que se ha presentado ayer, 21 de noviembre, en Madrid.

Con este eslógan, la marca sueca quiere que los niños comprendan las dificultades que entraña controlar todo el perímetro de un vehículo pesado y, al tiempo, se centra en inculcarles la necesidad de que establezcan contacto visual con el conductor a través de un saludo con la mano para verificar que pueden cruzarse en su camino sin peligro.

La seguridad vial es, junto con la pasión por la calidad y el respeto del medioambiente, uno de los elementos centrales en la cultura empresarial de Volvo.

stephane-de-creisquer-ceo-volvo-nov-17

Stéphane de Creisquer, consejero delegado de Volvo Truck.

En este caso, según su consejero delegado en España, Stéphane de Creisquer, se trata de «unir la prudencia que se necesita en la vía publica con la admiración que tienen los niños por los camiones«, con el fin de lanzar una campaña dirigida especialmente a la infancia que ya ha llegado a más de 200.000 niños de todo el mundo, a través de acciones en países como India, Perú, Suráfica, Brasil y, ahora, España, donde, con motivo del inicio de la Volvo Ocen Race, alcanzó a 800 escolares en Alicante en su primera acción.

Para que sea efectiva, la campaña ha tenido muy en cuenta las necesidades formativas de niños de entre cinco y 11 años y, por ese motivo, se han elaborado una serie de vídeos interactivos que muestran a los infantes cómo trabaja un conductor, para, posteriormente, realizar dinámicas de clase sobre diferentes aspectos de la seguridad vial y, finalmente, proponer ejercicios prácticos con un punto lúdico que mantenga enganchados a los niños a través del juego.

Según los datos que maneja Volvo, 26.000 niños pierden la vida cada año en accidentes de tráfico, a razón de 700 al día. La marca estima que el 90% de los accidentes de tráfico se deben a factores humanos, entre los que destacan especialmente la falta de información o conocimiento sobre los principios de seguridad vial, la falta de atención en la carretera o la toma de decisiones equivocadas.

La campaña Para, mira, saluda se centra en dar información a los niños a edades en que pueden asimilar todas esas ideas e incorporarlas en su comportamiento vial para el resto de su vida, con el fin de cumplir la visión cero accidentes del fabricante.