Román Ceballos nuevo director gerente de Sevasa

Román Ceballos ha sido nombrado nuevo director gerente de la sociedad de Estiba y Desestiba del puerto de Valencia (Sevasa- Sagep).

Román Ceballos, que desarrolló durante 16 años las competencias de Empleo en la Generalitat Valenciana, antes de dirigir el área legal-laboral de KPMG en esta misma Comunidad, ha sido nombrado nuevo director  gerente de la sociedad de Estiba y Desestiba del puerto de Valencia (Sevasa- Sagep), desde el pasado 24 de abril, según ha confirmado el propio interesado a cadenadesuministro.es.

Ceballos, que sustituye a Xavier Martorell, tras haber solicitado una excedencia “por motivos personales” a inicios de este año, augura una “difícil” resolución del convenio en el puerto de Valencia, antes de la conclusión de la reforma nacional de la estiba, impuesta por la UE. Ya que, según indica, “tanto la parte social, como la empresarial quiere tener claro el escenario futuro”, antes de mover ficha.

Ceballos tomó el mando de coordinación y supervisión de la gestión de Sevasa-Sagep –cuyos principales accionistas son Noatum, MSC y TCV-, en un principio, de forma temporal, hasta el 15 de abril. Sin embargo, el consejo de Sevasa ha decidido ratificarlo en su puesto para tomar el mando de la estiba valenciana y, de este modo, llevar a buen puerto el convenio colectivo que lleva ya más de dos años en procesos de negociación.

Crecimiento y paz social

De hecho, Román Ceballos explica que su reto es “conciliar crecimiento con paz social” en el puerto de Valencia. Algo que pasa por hacerlo “lo más competitivo posible para tener capacidad de afrontar el crecimiento que se está viviendo –tanto en contenedores como vehículos- con condiciones laborales competitivas para la empresa que permitan mantener el poder adquisitivo de los trabajadores”.

Hasta que dio el salto a KPMG, Román Ceballos fue secretario autonómico de Formación y Empleo, momento en el que creó el Servicio Valenciano de Empleo, uniendo a Gobierno autonómico, patronal y sindicatos. En 2012, después de haber ocupado varios cargos desde los ejecutivos de Eduardo Zaplana, tras una reordenación impulsada por Alberto Fabra, Román Ceballos recala en la empresa privada.

Con anterioridad a su desembarco en Sevasa, Ceballos ya había participado como asesor de esta empresa para la redacción del convenio, en calidad de responsable legal-laboral de KPMG. Además, logró un pacto entre terminales y sindicatos que permitía un ahorro de 18 millones para las empresas sin merma en los derechos de los trabajadores. 

Un pacto que no se llegó a firmar por el varapalo que supuso la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE declarando ilegal el modelo de estiba español que obliga a acabar con el monopolio del sector.

Pleno rendimiento

Entre otro de sus logros, Ceballos cuenta con la extinción de la huelga que hubiera convertido al puerto de Valencia en el foco de la lucha de los estibadores de la Península. “En este momento no hay conflicto porque se está trabajando a pleno rendimiento y no hay ningún tipo de movilización” , indica.

En la actualidad, el Puerto de Valencia vive por una parte, las repercusiones de la sentencia de la UE. Que van avanzando, ya que el Ministerio de Fomento ha aceptado la plataforma propuesta por Coordinadora Estatal de Estibadores Portuarios –mayoritaria en Sevasa con 13 representantes- y el resto de organizaciones de trabajadores con representación en el sector como base para la negociación de la respuesta al Tribunal de Luxemburgo.

Y por otra, la negociación del convenio colectivo con un único punto de fricción como es el reconocimiento de las tareas complementarias que desarrolla la estiba. Mientras las empresas opinan que no tiene que ser tarea exclusiva de los trabajadores portuarios, “los agentes sociales dicen que sí”, subraya Ceballos.

En el terreno nacional, la sentencia obliga a que las Sagep (Sociedad anónima de gestión de estibadores portuarios) acaben con el monopolio en la contratación de trabajadores. Situación que podría resolverse con la creación de oficinas portuarias de empleo.

Sin calendario

Sin embargo, la situación nacional de la estiba es condición ‘sine qua non’ para poder continuar avanzando en el puerto de Valencia. Según reconoce Ceballos, el convenio “está aparcado” y no hay ningún calendario de reuniones previsto “hasta que se produzca esa modificación general con el marco normativo”.

Para entonces, destaca “tenemos que ser capaces de poner en marcha aquellas modificaciones en el ámbito de la estiba que contribuyan a que el puerto de Valencia pueda seguir creciendo y liderar el tráfico en el Mediterráneo”.

Aunque, según confirma, sí que se han realizado comisiones de productividad y competitividad y de seguridad y salud laboral. La primera para explorar fórmulas que ayuden a mejorar la competitividad del puerto de Valencia. Y la segunda, para solventar los actuales índices de siniestralidad y absentismo, y “rentabilizar al máximo los recursos”. 

Ceballos releva en su cargo a Xavier Martorell, responsable de prisiones de la Generalitat de Cataluña con Convergència. Martorell dimitió tras verse implicado en el caso de la agencia de detectives Método 3 y está imputado por haber estafado presuntamente al Barça.