La secretaria general de Transportes, Mª José Rallo, ha participado en el III Foro Corell, centrado en esta ocasión en el futuro inmediato de la tecnología en la movilidad, donde ha defendido la nueva Estrategia de Movilidad Segura, Sostenible y Conectada del Ministerio de Transportes.

Esta iniciativa, que se encuentra en este momento en la fase de participación pública, servirá como un instrumento de política sectorial para el transporte y la movilidad, pues apuesta por una visión global a largo plazo, sin perder nunca la perspectiva a corto plazo.

Con el fin de impulsar el cambio en la sociedad española, se ha fomentado el diálogo con todos los actores implicados a través de diferentes mecanismos, talleres, eventos y reuniones, para tratar de tener una visión conjunta de cuáles son los principales retos en materia de movilidad y la mejor manera de abordarlos.

Entre ellos, destacan la descarbonización y la digitalización, dos procesos complejos que deben ser tratados teniendo en cuenta también las implicaciones en materia de políticas energéticas, industriales, urbanísticas o de innovación.

Los límites de las políticas sectoriales cada vez se difuminan más, lo que exige un esfuerzo conjunto, así como la máxima coordinación y colaboración, ha dicho Rallo.

La Estrategia de Movilidad Segura, Sostenible y Conectada consta de tres ejes, enfocados a la movilidad de bajas emisiones, la movilidad inteligente y las cadenas logísticas intermodales.

Sostenibilidad en el transporte

Será en este último donde se abordará de manera más intensa la realidad del transporte de mercancías como parte de una cadena logística. Además, es en este eje en el que se integra el Plan de Impulso a la Sostenibilidad en el transporte de mercancías por carretera 2021-2023, para la búsqueda de la sostenibilidad económica, ambiental y social.

La Estrategia contará con una parte regulatoria, a través de la Ley de Movilidad Sostenible y Financiación del Transporte, que ha sido sometida ya a consulta pública previa. De momento, se han recibido más de 200 peticiones y propuestas, aunque el plazo está abierto hasta el 15 de noviembre.

La secretaria es consciente de las dificultades por las que está pasando el sector y cree que será necesario acompasar la tensión de las cuentas de resultados a corto plazo con la necesidad de adaptarse a todos estos retos a medio plazo. En este contexto, ha puesto en valor el nuevo Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la economía española, que ofrecerá herramientas para facilitar esa transición.