La Asociación del Transporte Internacional por Carretera -astic -ha señalado, a partir de los datos recogidos en su Observatorio, que la nueva legislación francesa por la cual se impide el descanso semanal de los conductores en la cabina de los vehículos, no se está aplicando después de 20 días implantada.

Ningún empresario asociado a astic ha recibido ninguna multa por el incumplimiento de la nueva norma desde que ha entrado en vigor. Desde la asociación defienden que la falta de aplicación de esta normativa está demostrando lo “desmesurada que es», en los términos que el gobierno francés la ha planteado.

A pesar de ello, desde astic han indicado que «continuarán presionando» a las autoridades españolas, francesas y europeas, para que se elimine esta nueva ley, especialmente perjudicial para los transportistas españoles, que tiene en Francia un paso obligatorio en su salida a Europa.

El transporte español por carretera se ha manifestado recientemente en contra de las medidas, adoptadas en Francia y Bélgica, por las que las autoridades pueden sancionar a aquellos empresarios que no faciliten el descanso de sus conductores fuera de los vehículos, a pesar de que, como defienden tanto empresarios, como conductores y fabricantes, las cabinas actuales posean todos los requisitos para un descanso óptimo.

Desde astic han afirmado que llevan meses manteniendo contactos con las principales asociaciones francesas y españolas, con miembros de ambos gobiernos y de la Unión Europea, para que esta norma no viese la luz y no van a cesar en su empeño de eliminarla porque todavía no se esté aplicando.

Además, defienden que el tema debería ser tratado en la reunión que van a tener el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el primer ministro francés, Manuel Valls, este miércoles 23 de julio en La Moncloa.