Drones

Todas las unidades tendrán que llevar un código de identificación y deberá incluirse en registros nacionales el nombre de sus operadores.

El Parlamento Europeo ha aprobado una nueva normativa que establece reglas comunes para el uso civil de drones en la Unión Europea, con exigencias específicas en materia de seguridad y protección de datos, y la obligación de inscribirlos en un registro.

Los eurodiputados han respaldado el acuerdo preliminar alcanzado en noviembre de 2017 por el Consejo de la UE, aunque los Estados Miembros aún deben dar su visto bueno a la regulación de esta tecnología, que podría alcanzar un nicho de mercado del 10% en la aviación de la UE en la próxima década, con un movimiento de unos 15.000 millones de euros al año.

En la actualidad, los drones que pesan menos de 150 kg están regulados por jurisdicciones nacionales, pero una vez seas aprobadas las nuevas normas, la Comisión Europea definirá los criterios a aplicar para determinar cuáles deben incorporar funciones como límite de actitud, anticolisiones, estabilizador de vuelo o sistema de aterrizaje automático.

Bruselas también desarrollará estándares para la descarga en tiempo real de datos de los dispositivos de seguimiento, para acelerar la respuesta cuando una aeronave se encuentra en peligro. Además, se actualizarán las regalas sobre seguridad aérea para adaptarse al futuro aumento del tráfico aéreo y al aumento del número de drones.

En este sentido, todas las unidades tendrán que llevar un código de identificación y tendrá que incluirse en registros nacionales el nombre de los operadores. Otra de las iniciativas que prevé la nueva regulación es impulsar la cooperación entre la Agencia Europea de Seguridad Aérea y las autoridades para evaluar los riesgos de vuelo en zonas de conflicto.