Tras adjudicar las obras de construcción del edificio y las instalaciones de las fuerzas de seguridad que operan en el puerto de Almería a Instalaciones y Construcciones Almería por un importe de 3.669.778,17 euros, la Autoridad Portuaria estima que las instalaciones estarán operativas en la primavera de 2023.

Según los responsables del enclave, el nuevo complejo servirá para mejorar la coordinación y la efectividad.

La nueva sede se levantará en la explanada del Muelle de Ribera, entre la zona no restringida y la zona restringida del Puerto de Almería, en el lugar donde se encuentra el antiguo edificio del PIF, que será demolido.

Así pues, el edificio tendrá casi 3.000 m² de superficie, distribuidos en dos plantas y semisótano, con capacidad para asumir el incremento futuro de las plantillas policiales.

Además, la instalaciones se dividirá en tres zonas para la Guardia Civil, para la Policía Nacional y para la Policía Portuaria.

De igual modo, también se prevé la construcción de un módulo aislado de perreras para las unidades caninas de la Policía Nacional y de la Guardia Civil, que se ubicará en el entorno del nuevo edificio policial.

Así mismo, la Autoridad Portuaria de Almería tiene previsto que, culminado el traspaso al nuevo recinto, el espacio que quede libre se destinará a la creación de un nuevo acceso para los pasajeros.