El próximo 14 de abril entra en vigor el registro salarial que deberán llevar todas las empresas del país, independientemente del número de trabajadores.

Como recuerda Froet, los empresarios estarán obligados a llevar un registro con los valores medios de los salarios, los complementos salariales y las percepciones extra salariales de sus plantillas, por sexo y distribuidos por grupos profesionales, categorías profesionales o puestos de trabajo iguales, al detalle.

El registro retributivo es un documento donde deberá recogerse toda la información salarial de la empresa, de forma detallada y para que muestre de forma separada las retribuciones de hombres y mujeres de cada plantilla.

Con estos documentos se busca garantizar la transparencia de las retribuciones y facilitar un acceso a esta información, independientemente del tamaño de la empresa, por lo que deberá incluir toda la información sobre los salarios, incluyendo personal directivo y altos cargos en todo caso.

Así mismo, el registro obedece a la obligación legal que tienen los trabajadores para acceder, a través de la representación legal de los trabajadores en la empresa que tienen las centrales sindicales, al registro salarial de su empresa, al tiempo que busca conseguir una mayor igualdad en las retribuciones, independientemente del sexo, para trabajos de similares categorías.