Alrededor de 17 millones de españoles compran en ‘marketplaces‘, una cifra que va en aumento debido a la gran variedad de productos que ofrecen, sus bajos precios y su disponibilidad. A cambio de una comisión, estas plataformas ceden un espacio en la red a todo tipo de empresas y particulares, aunque algunas, como Amazon, también venden sus propios productos.

El problema, según la OCU, es que aunque ejercen como intermediarios, no responden de la calidad del producto de terceros, y a juzgar por el último estudio realizado al respecto, tampoco se tiene en cuenta su seguridad.

Tras realizar un análisis junto a otras organizaciones de consumidores de los productos con más alertas de seguridad, se ha llegado a la conclusión de que el 66% de los 250 adquiridos en AliExpress, Amazon, eBay, Lightlinthebox y Wish, no cumplían con los requisitos de seguridad que exige la normativa de la Unión Europea.

Por lo general, los problemas estaban relacionados con la presencia de sustancias nocivas, un mal diseño y una escasa calidad de sus componentes. Por ejemplo, se han detectado casos de productos electrónicos mal diseñados, que podrían causar descargas o cortocircuitos, o de juguetes con sustancias carcinogénicas y disruptores endocrinos, o con pequeñas piezas que pueden caerse y romperse fácilmente.

También se han encontrado a la venta joyas con presencia de cadmio y níquel en cantidades tales que el simple contacto podría causar daños sobre la salud o alergias, o blanqueadores dentales con una cantidad de peróxido de hidrógeno que podría dañar las encías.

Problemas de etiquetado

Además, muchos otros productos tenían problemas de etiquetado, bien porque carecían del mismo o porque incluso teniéndolo, estaba escrito solamente en chino u omitía información básica. Durante los análisis, cada vez que se detectó un producto inseguro se comunicó a la plataforma para que lo retirara de la web, pero la respuesta no siempre fue la esperada, según denuncia la OCU.

Los controles que se realizan actualmente para comprobar la seguridad de los productos a la venta son insuficientes. Por ello, esta organización reclama a los ‘marketplaces‘ que exijan certificados para demostrar la seguridad de los productos, y que cumplan el acuerdo firmado con la Unión Europea en 2018 para retirar de forma permanente los productos denunciados por inseguros.

Al mismo tiempo, pide que se refuercen los mecanismos de control sobre este tipo de plataformas y que aquellas que aún no han firmado el citado acuerdo, lo hagan cuanto antes.