La Asociación de Explotaciones Frigoríficas, Logística y Distribución de España, Aldefe, ha publicado las estadísticas del almacenamiento frigorífico correspondientes al tercer trimestre de 2020.

La facturación del sector ha alcanzado los 28.802.510 de euros, de los cuales 14,7 millones corresponden a Cataluña, 4,1 millones a Valencia, 3,4 millones a la Zona Centro, 3,2 millones a la Zona Norte, 2,5 millones a Asturias y Galicia, y 0,6 millones a Canarias.

La ocupación promedio de los almacenes ha sido del 72%, frente al 78,7% del trimestre anterior o el 85,6% del primer trimestre de 2019, cuando se batió un récord. Destaca en este ámbito la zona de Asturias y Galicia, con un 83,1%, seguida de Cataluña, con un 81,6% y Canarias, con un 80%.

Muy cerca de la media se encuentran la Zona Sur, con el 74%, y el Norte, con el 71,9%, mientras que Valencia, con un 64,7%, y el centro del país, con el 58%, están por debajo.

La capacidad de los almacenes es de 3.602.964 m³ según la muestra analizada, que representa un 57,52% del total, llegando la ocupación a los 2.595.159 m³, con una manipulación total de 1.045.759 toneladas y una plantilla de 1. 578 trabajadores.

Los principales productos almacenados en el tercer trimestre han sido pescados y carne, con un 18,9% del total, verduras, con un 14,9%, pan, con un 16,2%, lácteos, con un 10,8%, y productos farmacéuticos, con un 1,4%.

En la evolución anual, la manipulación ha pasado de un 59% en el primer trimestre a un 29% en este tercer trimestres, mientras que la plantilla ha crecido desde un 47% en el segundo trimestre a un 50% en este trimestre. Por su parte, la facturación se ha reducido desde un 22,2% en el segundo trimestre a un 16,5% en el tercero.