El Subcomité de Transporte de Mercancías y Contenedores de la OMI (Organización Marítima Internacional) ha aprobado, en las sesiones celebradas entre el 8 y el 12 de septiembre, el borrador del código internacional de seguridad sobre el uso de gases u otras substancias de bajo punto de ignición como combustible para buques (IGF), así como unas propuestas de enmiendas al convenio SOLAS para hacer obligatorio dicho código.

La finalidad del código IGF es establecer disposiciones obligatorias para la disposición, instalación, control y monitorización de maquinaria y equipos que utilicen este tipo de combustibles, principalmente GNL, para minimizar los riesgos para el buque, su tripulación y el medio ambiente.

La normativa cubre todas las áreas que necesitan especial atención en la utilización de este tipo de combustibles y establece objetivos concretos para todas las tareas relevantes en el proyecto, construcción y operación de buques.

El código IGF será aplicable a todos los buques de nueva construcción, así como aquellos que utilicen actualmente combustibles convencionales y se transformen para utilizar GNL a partir de la fecha de la aprobación del mismo. En un principio no se aplicará de forma obligatoria a buques de menos de 500 GT, dejándose a las administraciones nacionales su aplicación en estos casos.

El borrador y las enmiendas se enviarán al Comité de Seguridad Marítima (MSC) que se reunirá del 17 al 24 de noviembre, para su aprobación y posterior adopción.

Enmiendas al convenio SOLAS

Las enmiendas al convenio SOLAS incluyen un nuevo apartado G en el capítulo II, sobre construcción, subdivisión, estabilidad, instalaciones eléctricas y maquinaria, y otro sobre protección, detección y extinción de incendios.

Además, otras enmiendas actualizan los formularios de los certificados de seguridad para incluir este nuevo apartado G.

El subcomité CCC también acordó un plan de trabajo para el desarrollo de la siguiente fase del código, ya que por ahora se centra en los buques que utilizan como combustible gases, especialmente GNL. En el futuro se incluirán en el mismo Código normas sobre la utilización de otros combustibles.

Para ello se ha reinstaurado el grupo de trabajo por correspondencia sobre el Código IGF con el encargo de desarrollar directrices para los buques que utilicen alcohol etílico o metílico como combustible o bien pilas de combustible, y enviar sus informes al CCC antes de su próxima reunión, en septiembre de 2015.