[youtube video=»X_x2_RTUiGM» ancho=»480″ alto=»300″]

La Organización Marítima Internacional, OMI, ha realizado un cortometraje en el que se muestra cómo es la navegación en la Antártida. Un equipo de la Organización ha visitado el Ocean Diamond durante su travesía por la Antártida, con el objetivo de conocer de primera mano qué significa el Código polar para buques de estas características.

Operar en aguas polares supone un examen definitivo tanto para el buque como para las habilidades del navegante, pues en estas zonas hay varias fuentes de peligro como las bajas temperaturas, la mala visibilidad o la falta de buenos servicios hidrogáficos, entre otros.

Con un tráfico cada vez mayor en estas zonas, la OMI y la organización de Naciones Unidas responsable de la seguridad de la vida humana en el mar y de la protección del medio marino, han abordado la preocupación internacional sobre la protección del medio ambiente polar y la seguridad de los pasajeros y gente del mar.

El Código Polar

A principios de este año ha entrado en vigor el Código polar, un documento que establece las normas obligatorias que abarcan todas las cuestiones relacionadas con los buques que operan en aguas polares, marcando un conjunto de medidas que todas las embarcaciones que operan en estas regiones deben cumplir.

Esta regulación va más allá de las prescripciones existentes de la OMI como el Convenio Marpol o el Convenio Solas, cuyas aspectos ambientales y de seguridad también se aplican al transporte marítimo en aguas polares.

El Código polar tiene dos partes. La primera se ocupa de la seguridad del buque y el personal, mientras que la segunda hace referencia a la protección del medio ambiente, añadiendo un nuevo nivel a las normas del Convenio Marpol. Como consecuencia de su entrada en vigor, los miembros de la tripulación deben de seguir diversos programas educativos y obtener una serie de permisos para poder navegar en este entorno.

En este contexto, conviene destacar que está previsto un aumento de la actividad marítima en las regiones polares, por lo que cada vez serán más los marineros que tendrán que adquirir estas habilidades. El proceso de deshielo ha transformado estas regiones, convirtiéndolas en un destino cada vez más atractivo para el turismo y la actividad comercial marítima.

El cortometraje de la OMI muestra el equipo específico para operaciones polares que el Ocean Diamond lleva a bordo, y en él se analiza cómo gestionar las operaciones realizadas en estas regiones para proteger el medio ambiente y salvaguardar las vidas de las personas que trabajan en estas zonas remotas.