Ante la difícil situación que ha generado el Covid-19, la Organización Marítima Internacional y la Organización Mundial del Turismo han emitido una declaración conjunta en la que señalan la importancia del sector cruceros para la economía mundial

En ella, reconocen los esfuerzos realizados por el sector, los países y las organizaciones internacionales para proteger la seguridad, la salud y el bienestar de los pasajeros y la tripulación, así como la salud de la población en los destinos crucerísticos.

Desde que se suspendieron las operaciones de este tipo de buques por la pandemia, el sector no ha dejado de mejorar sus protocolos sanitarios y de seguridad. Por eso, tanto la OMI como la OMT quieren que los países se sirvan de las orientaciones que se han ido publicando para reanudar gradualmente las operaciones en la Unión Europea. 

Así, destacan la guía elaborada por la Organización Marítima Internacional, que fue publicada en agosto, y los documentos elaborados por la Cámara de Transporte Marítimo del Reino Unido junto con la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros.

En la actualidad, el turismo de cruceros mantiene 1,2 millones de puestos de trabajo y genera 150.000 millones de dólares anuales para la economía mundial. Además, en los países insulares, se ha convertido en el principal modo de subsistencia para millones de personas, aportando sustanciales beneficios socioeconómicos.

Además, la reanudación de las operaciones beneficiará a la comunidad marítima en general, ya que los buques de pasaje participan en el sistema automatizado de asistencia mutua para el salvamento de buques. A menudo, los centros coordinadores de salvamento les piden que ofrezcan asistencia a los buques en peligro en el mar.