La crisis sanitaria ha supuesto un golpe inesperado para el mercado europeo de semirremolques que, ahora con la segunda ola de la pandemia afectando a viarios países del continente, parece haber sufrido el golpe de gracia.

Así las cosas, parece que la demanda de semirremolques en Europa no recuperará los niveles de 2018 hasta 2024, según los cálculos de la consultora Clear, con el objetivo de seguir ganado mercado hasta situarse en los lejanos volúmenes de 2008, ya mediada la década.

De este modo, el mercado europeo de semirremolques, que aún no se había recuperado de la crisis financiera, verá una reducción de las matriculaciones de un 24,8%, frente al leve retroceso pronosticado al comienzo del ejercicio, con una evolución que ha ido empeorando progresivamente a medida que la pandemia de coronavirus iba impactando en todos los mercados

Al mismo tiempo, las previsiones estiman una demanda en este segmento de 52.000 unidades para el período que va de 2020 a 2024 y que va parelela, a juicio de la consultora británica, con el retroceso del mercado europeo de tractoras.

En concreto, la previsón anuncia fuertes caídas que se concentrarán en los mercados nacionales de Polonia, donde se producirá la mayo contracción, Turquía y Rusia, que concentrarán un 60% de la reducción total del mercado en el período.