A octubre de 2021, la planta de Ford en Almussafes había fabricado 138.023 vehículos, la mayoría del modelo Kuga, frente a las 253.344 unidades de todo 2020. Esto supone una caída del 41% si se comparan las cifras actuales con las del año pasado completo.

La caída llega al 60% si la comparativa se realiza con las 345.612 unidades de 2019. La progresión indica, según los datos que maneja UGT, que el año terminará con un descenso de la producción de entre un 55% y un 60% respecto a los datos de hace dos años.

Esto se explica, entre otras cosas, por la reducción de plantilla, que ahora cuenta con unos 1.000 trabajadores menos debido a la aplicación de dos expedientes de regulación de empleo. A ello se añade la crisis de los semiconductores, que junto a la aplicación de nuevas estrategias para impulsar la electromovilidad, ha generado una gran inestabilidad en las plantas de automoción de todo el mundo.

En esta línea, la falta de suministro ya ha obligado a cancelar el turno de noche a partir del mes de enero de 2022, y por tanto, a una reorganización de los turnos de mañana y tarde.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px