Las instalaciones de PSA-Vigo se preparan para el lanzamiento de la nueva generación del grupo, el proyecto K9, que saldrá al mercado a finales del próximo año. La multinacional aprovechará el parón de actividad para realizar el grueso de las obras necesarias para el lanzamiento, así como para realizar las tareas de mantenimiento necesarias.

En total, se espera que durante las próximas tres semanas se realicen más de 80 obras en la factoría, según recoge el Faro de Vigo. El cierre de las instalaciones, que tendrá lugar el viernes 22, marcará el inicio de las mismas.

Al igual que se ha hecho anteriormente, se impartirá formación en materia de seguridad a los efectivos y empresas auxiliares que participen en las obras, siendo una de las principales la que tendrá lugar en el taller de ferraje, en la que se sustituirán varias líneas de robots.

Los cambios también afectarán al sistema ‘full-kitting’ para el reparto en lotes de componentes al sistema 2, que acogerá el montaje de las tres nuevas furgonetas, así como a los sistemas informáticos de la factoría.

Actualmente, algunos proveedores ya han comenzado a testar fuera de línea los primeros componentes del proyecto K9, que comenzará su producción a finales del próximo año.