La plantilla de Unipost celebró el pasado martes 17 de diciembre un referéndum vinculante en el que el 41% de los 2.485 trabajadores que componen la plantilla, ha rechazado la propuesta de la empresa realizada en el Comité Intercentros el pasado 10 de diciembre, último día del período de consultas.

Por otro lado, un 32% de los trabajadores han votado a favor de la propuesta de regulación de empleo planteada por la empresa, en unas votaciones en las que se ha rozado el 21% de abstención.

Esta propuesta consistía en un expediente de regulación de empleo de 425 trabajadores, un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) de 120 días hábiles y una reducción salarial aplicable a partir de 2014.

De este modo, tras los resultados de la votación, se vuelve al primer escenario de las negociaciones, con un ERE que afectaría a 500 empleados, un ERTE de hasta 120 días laborables durante el año 2014 y rebaja salarial del 10%.

Desde el sindicato de CCOO, entienden que el resultado del referendum es vinculante, por lo que «se adhieren a la decisión tomada por la plantilla», y harán llegar a los gestores en la próxima reunión del comité intercentros, el rechazo de la propuesta , «exigiendo la retirada de las medidas presentadas», así como la presentación de un plan de viabilidad alternativo.