camiones-iveco-gas-smet

Smet tendrá una flota compuesta íntegramente por vehículos de gas en cuatro años.

El gas natural va ganando terreno paso a paso, pero sin perder comba, como una energía alternativa al diésel para el transporte de mercancías en la larga distancia.

A esta consolidación han contribuido a partes iguales tanto la apuesta de los fabricantes por estos vehículos, algo que ha servido para los camiones disponibles en el mercado tengan prestaciones equiparables a modelos diésel similares, como el órdago lanzado por algunas empresas de transporte punteras en toda Europa, que, por su lado, han entendido que el respeto medioambiental puede suponer una ventaja competitiva que pueden explotar ante sus clientes.

Así las cosas, algunas compañías del sector en toda Europa han ido incrementando de manera constante sus unidades de gas natural, hasta que se han convertido en una parte importante. Sin embargo, aún quedaba el paso por convertirse en empresas que cuenten con flotas íntegramente compuestas por vehículos alimentados por gas natural.

Y esto precisamente es lo que ha hecho la italiana Smet, que tiene previsto que toda su flota circule con gas natural en 2022, a solo cuatro años vista.

Aparte de la reducción de emisiones contaminantes que aporta en gas natural en comparación con el diésel, además el gas natural aporta un menor consumo de combustible, que la italiana Smet estima en un 15% con respecto al gasóleo.