Muelles del puerto de Gijón

El proceso de privatización de la terminal de graneles sólidos, EBHISA, del puerto de Gijón se realizará de manera escalona a lo largo de los próximos cuatro años. Así se  ha comunicado desde la Autoridad Portuaria de Gijón a los socios privados.

El organismo portuario, que estima ingresar más de 10 millones por la venta del paquete accionarial, posee el 68,8% de las acciones de la terminal y la mayor parte de la maquinaria que opera allí. Los otro cuatro socios son Arcelor-Mittal (11,2%), el más relevante en tráficos, Oligsa (10%), HC Energía (5%) y Corporación Masaveu (5%).

El puerto de Gijón ha de reducir su deuda de 465 millones de euros,  generada como consecuencia de la ampliación de El Musel y de los sobrecostes de las obras. Con el plan de privatizaciones pactado, la Autoridad Portuaria prevé ingresar 56 millones de euros, de los que 40 millones se corresponden con las acciones y las instalaciones de la terminal granelera.

La privatización se completará en tres años según indica la hoja de ruta pactada por los responsables de El Musel y de Puertos del Estado. El próximo ejercicio se pondrá a la venta el 17,8% de las acciones por un valor total de 2,67 millones de euros.

En 2014 y en 2015% se venderán las restantes acciones al 25% cada año. Por lo que, finalmente, en 2016 se estima completar la enajenación de las tres grúas pórticos y el sistema de cintas y maquinaria, obteniendo con ello otros 30 millones de euros.