Puerto-de-Rotterdam

La investigación se basa en la reforma de la gestión en la Autoridad Portuaria de Rotterdam

Los esfuerzos por reformar la administración de los puertos marítimos europeos que ya escapan de las jurisdicciones locales y nacionales deben centrarse en hacer que las autoridades portuarias sean independientes, bien a través de la corporatización o bien de la privatización.

Esta es una de las principales conclusiones de la investigación llevada a cabo por Patrick Verhoeven, el secretario general de la ECSA. Esta se basa en la evaluación exhaustiva de las reformas llevadas a cabo en la Autoridad Portuaria de Rotterdam, que en 2004 se convirtió en una sociedad de responsabilidad limitada.

Así, Verhoeven considera que la gestión independiente «optimizaría» las posibilidades de las autoridades portuarias de contribuir a la competitividad de sus puertos. Gracias a la mayor autonomía, podría aumentar su capacidad de inversión, de atraer nuevo capital social y de tener un mejor acceso a la financiación privada.

También se podrían mejorar y ampliar la cooperación con otras autoridades portuarias de largo alcance, con el objetivo de ampliar la influencia sobre las cadenas logísticas. Por ello, en la investigación, se señala la corporativización como una manera a través de la que los gobiernos pueden seguir siendo accionistas, pero a la vez se actúa en beneficio de la empresa, en este caso, el puerto. Sin embargo, «la gestión posterior a la reforma, incluyendo la supervisión normativa, tampoco debe descuidarse».

El impulso de una reforma de este tipo en la gestión portuaria debería ser, según Verhoeven, un proceso de abajo hacia arriba dentro de la administración portuaria, aunque también habría reservado un importante papel para la Unión Europea. «Las autoridades portuarias y los gobiernos deben compartir la idea de que reformar el funcionamiento de los puertos implica mejorar su competitividad. Y eso no sólo afectaría a los principales puertos, sino a todo el sistema portuario europeo».

Por ello, según el secretario general de la ECSA, la UE debe ser un «aliado objetivo» en la ayuda de mantener las reformas de la gestión portuaria. El estancamiento en el desarrollo de un marco normativo claro en relación a la aplicación de las normas de competencia y de mercado interior «no es de interés para nadie».

En esta investigación, Verhoeven también retoma el papel de las autoridades portuarias, identifica las principales tendencias en la gestión de los puertos, y evalúa el impacto económico de estas posibles reformas.