La crisis sanitaria ha provocado unos estragos en la economía española que ahora, con la aparición de las primeras cifras estadísticas oficiales, pueden verse en toda su magnitud.

En este sentido, la producción industrial del país ha caído un -10,2% anual en marzo, aunque el registro corregido de efectos estacionales y de calendario lleva el retroceso hasta un 12,2% con relación al tercer mes del año pasado, según los últimos datos del INE.

El descenso de la producción industrial española se ha dejado sentir especialmente en los segmentos del bienes de consumo duradero, con una caída de un 24,6% anual, y de bienes intermedios, que ha perdido un -24,1% entre el pasado mes de marzo y el mismo mes de 2019.

En este mismo sentido, el Instituto Nacional de Estadística calcula que los precios industriales han caído un -8,4% anual en abril, algo que se debe esencialmente al retroceso experimentado por el precio de la energía, que presenta una caída anual en el cuarto mes del ejercicio de un -24,6%.

Sin embargo, si atendemos a las ramas de actividad con las tasas mensuales más bajas del índice de producción industrial corregido de efectos estacionales y de calendario es el correspondiente a fabricación de vehículos de motor, remolques y semirremolques, con -44,7% el que experimenta una mayor caída en el mes de marzo.

Frente a ello, los precios industriales de bienes de consumo, ya sean duraderos o no duraderos, y de bienes de equipo han aumentado en abril, con relación al mismo mes de 2019, pero no ha sido así en el caso de los bienes intermedios, que han caído un 3,4% anual en abril.

Indice de Producción Industrial (IPI)

Este indicador mide la evolución mensual de la actividad productiva de las ramas industriales, es decir, de las industrias extractivas, manufactureras y de producción y distribución de energía eléctrica, agua y gas y, por primera vez para la base 2010, también la división 36.

Este índice refleja la evolución conjunta de la cantidad y de la calidad, eliminando la influencia de los precios.

Para la obtención del IPI se realiza una encuesta continua que investiga cada mes más de 11.500 establecimientos, en los que se obtiene información de productos representativos de todas las ramas de actividad.

La metodología del IPI está plenamente armonizada con la de los países de la Unión Europea.