Carretera Alemania

La propuesta austriaca ha supuesto un nuevo enfrentamiento, dividiéndose los países en tres bloques.

Tras rechazar el Pleno del Parlamento Europeo el proyecto del paquete europeo de movilidad por las desavenencias entre los grupos parlamentarios, Austria, que preside actualmente la Unión Europea, ha presentado una propuesta de consenso sobre los trabajadores desplazados, tiempos de conducción y descanso, cabotaje e introducción del tacógrafo digital.

Sin embargo, según explican desde la Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España, Fenadismer, esto ha supuesto un nuevo enfrentamiento entre los Estados Miembros, que han formado tres bloques.

Por un lado, se encuentran los países centrales y periféricos, entre los que estaría España, por otro los del Este de Europa, y por último los países occidentales. No obstante, en función de las cuestiones a negociar, varían sus posiciones.

España, Portugal, Irlanda, Holanda y Luxemburgo se oponen a la propuesta de limitar la realización de un nuevo cabotaje hasta que hayan transcurrido 14 días desde el último, mientras los países occidentales no admiten la alternativa de descansar a bordo del vehículo en zonas seguras y completamente equipadas.

Por lo que se refiere a la introducción del nuevo tacógrafo inteligente a partir de 2024, tanto los países centrales como los periféricos y los del Este se oponen a su obligatoriedad para todos los vehículos a partir de dicha fecha, a diferencia de los occidentales.

Las negociaciones volverán a acabar sin acuerdo durante este semestre, tal y como anticipan desde Fenadismer, por lo que corresponderá a la próxima presidencia, correspondiente a Rumanía,  dar un nuevo impulso a la tramitación del paquete de movilidad.